“A una mujer no le interesa que seas buen hombre, le interesa que tengas dinero”, “Las mujeres no ven más allá de las apariencias”, “Todas las mujeres son interesadas”… estas son algunas de las frases más comunes cuando hablamos de superficialidad y créeme que las he escuchado todas.

 

¿Por qué tantos hombres tienen esta idea? ¿Es verdad que así son las mujeres? ¿Son tan superficiales?

 

La mayoría de los hombres simplemente piensa que sí, que la vida y las mujeres son crueles y que todas son superficiales… pero ahí está precisamente la clave, eso lo piensa la mayoría de los hombres y la mayoría de los hombres son beta, viviendo desde una perspectiva de escasez y mediocridad.

 

La realidad es distinta y tú puedes aprovecharte de esto.

 

Esta confusión se debe a que, sí; una mujer (y en general cualquier persona) se va a fijar en las claves no verbales de comunicación que estás proyectando. Claves que le dicen a una mujer quién eres realmente, más allá de lo que tú conscientemente quieres proyectar y entre esas claves se encuentran tu apariencia (aunque no te guste dice mucho de ti) y tu éxito.

 

¿Esto quiere decir que tener dinero y verte bien te ayuda a tener suerte con las chicas? Sí, pero contrario a lo que crees esto no significa que ellas sean superficiales ni que sea algo malo ni que deba deprimirte y te voy a explicar por qué.

 

Si te das cuenta, hasta aquí tienes dos opciones:

A) Seguir leyendo, quitarte la venda de los ojos, ver la realidad, adaptarte, crecer y comenzar a vivir desde la perspectiva de éxito del Hombre Alfa, o

B) Quedarte limitado y deprimido por algo que no entiendes (y te niegas a entender) y seguir siendo tu versión beta, infeliz, fracasado y solitario.

 

Es tu elección.

Para los que sí quieren crecer aquí viene la explicación.

 

Aunque hay de todo en este mundo no todas las mujeres son superficiales ni todas son interesadas, lo que sucede es que tu apariencia y tu éxito hablan mucho de quien eres y de hecho si quieres entrar al Camino del Alfa ya deberías estar trabajando en ambos aspectos de tu vida.

 

Yo sé que estás pensando en las obvias preguntas: ¿Por qué deberías tú también cuidar y mejorar tu apariencia? ¿Qué no eso es muy banal? No, más bien debes detenerte y dejar de ver desde la perspectiva del beta perdedor.

 

Con tu apariencia estás dándoles a ellas un mensaje muy poderoso. Verte bien habla de que te haces cargo de ti mismo y eso es lo que quiere una mujer en un hombre, alguien que se haga cargo. ¿Cargo de qué? De la relación, de la seguridad, del rumbo, del progreso, del crecimiento de la pareja.

 

¿Entiendes? No es verte bien simplemente por verte bien y por el atractivo físico que vas a tener, sino por una cualidad de Atractivo mucho más profunda, que eres un Hombre de verdad que es protagonista de su vida (obviamente entre muchas otras cosas que también lo proyectan).

 

Todo empieza contigo mismo. Si algo tan básico y fundamental como tu apariencia habla de que no eres capaz de encargarte de ti mismo ese es el primer indicador de que eres beta.

 

Ahora simplemente conecta los puntos, si el mensaje que das es que si ni siquiera puedes hacerte cargo de ti mismo ¿Cómo podría una mujer esperar que hagas algo más por ella o por la relación? Eso no es de hombres, es de niños. Cuando una mujer se fija en tu apariencia es porque quiere saber si sigues siendo un niño o si está frente a un Hombre.

 

Y te voy a decir otra cosa que no te va a gustar, pero aquí no estamos para ser políticamente correcto: Lo mismo va para el dinero.

 

Como ya hemos dicho anteriormente, ni tu apariencia ni tu dinero son factores primarios de atractivo, son secundarios pero vaya que ayudan a tu persona, no porque lo “tengas” sino porque trabajaste para conseguirlo y es por esto que no importa que no seas millonario o que no seas como Brad Pitt, se trata del mensaje que das a los otros al esforzarte y encargarte de tu aspecto y tus logros.

 

El título de este artículo dice “superficiales” entre comillas porque no es que las mujeres realmente lo sean, sino que tanto tu apariencia como tu éxito hablan mucho de quien eres, de lo que alcanzas, lo que aspiras, lo que persigues. No es por lo que es sino por lo que implica y en la Atracción esto es sumamente poderoso.

 

Ahora, aunque creo que está de sobra, tengo que aclararte que si una mujer te busca sólo por tu dinero o tu apariencia efectivamente eso sería una mujer superficial y de ninguna manera tienes que aceptarlo. Te reitero, se trata de quien te conviertes al encargarte de estos aspectos de tu vida. No es el “qué” sino el “quién”.

 

Sin embargo esto también depende de ti. Si tú permites que una persona te busque sólo por tu apariencia o tus logros tú te lo buscaste. Eres tú quien debe asegurarse de que la relación sea por quien eres y no por lo que tienes.

 

Simplemente piensa en esto, un hombre con dinero difícilmente puede ser un perdedor, porque ha hecho lo necesario para conseguir una remuneración monetaria por lo que hace y eso es un logro (obviamente excluyendo a quienes abusan de otros para tener éxito).

 

Una vez más, no es que el dinero deba ser parte central de tu relación, pero deja de pensar como beta y creer que todas las mujeres son interesadas y superficiales. Ellas quieren saber quién eres realmente y recuerda muy bien esto: No importa lo que tú “digas” ser, una mujer siempre, siempre se va a fijar en los signos no verbales de Atracción y aunque es contra-intuitivo, tu apariencia también da un mensaje no-verbal, al igual que tu éxito.

 

Apariencia y éxito, ambos hablan muy bien de ti. Y no lo hagas por alguien más o te arriesgas a fracasar, hazlo por ti. Ten éxito por ti, elige verte bien por ti y la abundancia te llegará. A tal grado que vas a atraer a mujeres de alto valor, mujeres que quieren tu mejor versión, no una descuidada y mediocre.

 

Sé que todo esto puede ser un poco confuso, porque es contra-intuitivo, como la mayoría de los temas clave en la Seducción y Atracción, pero por más confuso que sea debes luchar contra ese beta que todos llevamos dentro y crecer, siempre exigirte más.

 

El Camino del Alfa está lleno de pruebas, es cierto, pero por lo mismo, también está lleno de grandes recompensas. Si quieres empezar con el pie derecho y acelerar tu camino el Coaching Elite es la forma más rápida de lograrlo.

 

Tú y yo directamente trabajaremos en tu caso para eliminar aquello que más te cuesta trabajo, al mismo tiempo que extirpamos tus características beta y desarrollamos tu lado Alfa, para convertirte en tu mejor versión, un Hombre atractivo para las mujeres y lo mejor de todo: capaz de tener algo con ellas y no como siempre quedarte siendo el típico que sólo se le queda viendo pero no se atreve a algo más, o peor aún, el que no puede pasar de “amigos”.

 

Si deseas tomar el Coaching y unirte al alumnado recuerda que no es un programa para todos, es únicamente para hombres mayores de 30 años, 100% serios en su búsqueda y dispuestos a hacer lo que sea para ponerle fin al fracaso romántico en sus vidas.

 

Si cumples con estos requisitos envíame un correo a gerry[arroba]gerrysanchez[punto]com con el título: “Nuevo Alumno Coaching” para poder evaluar tu perfil y comenzar tu progreso acelerado.

 

El Camino del Alfa es intrincado, pero si te dedicas a ti mismo y te das la importancia que te mereces vas a comenzar a ver cambios. Sólo recuerda no hacer lo que siempre hace el beta: Dejarte en última prioridad.

 

Sin escatimar dedícate tiempo, dinero y recursos, enfrenta tus retos, haz todo lo que las personas ordinarias no hacen, porque sólo así te conviertes en alguien extra-ordinario.

 

Si no lo haces, que no te sorprenda verte en 10 años en un irreversible fracaso, solitario y frustrado con la vida. Vive hoy, esfuérzate hoy, dedícate hoy y con el suficiente esmero pronto verás los resultados.

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.