Hay muchas maneras de progresar en el Camino del Alfa y siempre es uno mismo quien define a qué ritmo avanzar. Para empezar está el 99%, los hombres que simplemente nunca tomarán el Camino del Alfa, pero no son ellos de quienes hablamos.

 

Dentro del reducido 1% están los que lo aprenden desde pequeños a través del ejemplo de otro Alfa, y si no tuviste esta figura, el tiempo que te tome aprender varía muchísimo. Días, meses o años, todo depende de la guía con la que cuentes…

 

¿Por qué te estoy diciendo esto? Porque el día de hoy vas a aprender un método para tener progreso definitivo, aunque de manera un tanto brusca, pero definitivo.

 

Más que una enseñanza, el día de hoy te voy a proponer un reto, en toda la extensión de la palabra y como todo buen reto, te costará trabajo, pero las recompensas de tomarlo serán muy gratificantes. Es un ejercicio con el que verás gran progreso en tu vida romántica.

 

A menudo me preguntan: ¿Gerry cómo puedo avanzar de la manera más rápida posible? ¿Cuál es la forma más fácil de progresar? Y aunque la gira del Seminario terminó, aquí te tengo una de las posibles respuestas.

 

Te adelanto que te va a incomodar, te va a provocar nerviosismo y también puede darte miedo, pero ésta siempre es la cara del progreso, siempre se necesita esfuerzo para crecer. Como las fibras musculares con el famoso “si no duele no sirve” para crecer, o como siempre decimos en esta comunidad #ForjandoAcero… golpe a golpe.

 

Tal como te lo mencionaba al principio tú decides cómo quieres que sea tu progreso. Gradual o de golpe. El caso de hoy es para hacerlo de golpe.

 

Para entrar rápidamente a una vida de abundancia de mujeres tienes que “romper” la parte de ti que te impide avanzar y primordialmente estamos hablando de dos limitantes:

 

Tu miedo al rechazo (incluyendo el nerviosismo).

Tu conformismo.

 

Si estás comenzando tu camino los nervios son una gran barrera, porque tienes mucho miedo a perder, mucho miedo a ser rechazado, mucho miedo a ese “dolor” ficticio.

 

Si ya comenzaste tu camino entonces el conformismo es tu enemigo, porque el Camino del Alfa no empieza cuando ya conseguiste un par de interacciones exitosas, sino cuando tienes abundancia de oportunidades con ellas.

 

Para las dos te funcionará lo mismo… Con este reto te harás inmune al rechazo al mismo tiempo que te conviertes en un Hombre sumamente sociable.

 

El reto consiste en hablar con tantas mujeres como te sea posible… esperando fracasar.

 

No, no te estoy diciendo que debas tener malos resultados a fuerza, pero es lo que debes esperar.

 

¿Por qué sería bueno hacer tal cosa?

 

Si tu expectativa es el rechazo, vas a dejar la mentalidad limitante que cree que debes ligarte a la primera a la chica más guapa que ves. Estar esperando esto es lo que te tiene sumido en la escasez.

 

Habla a tantas mujeres como te sea posible, siguiendo la simple forma que te he enseñado, deja de pensar en “iniciadores de conversación” y simplemente ve a lo seguro:

 

“Hola mi nombre es __________, te vi y quise venir a conocerte. ¿Tú cómo te llamas?

 

Y de ahí déjate ir, que suceda lo que vaya a suceder. Involúcrate, habla con ella, comparte algo tuyo, deja que te conozca, conócela, interésate en ella… Si no se va a dar nada entre ustedes dos y te rechaza simplemente olvídalo, déjala ir y continúa como si nada a conocer más mujeres.

 

Afrontémoslo, siempre estás creyendo que te van a rechazar y si eso es lo que te “duele” es hora de que le quites el poder que tiene sobre ti. Espera el rechazo y así vas a dejar de ser un manojo de nervios, incapaz de dar un paso en su vida.

 

Proponte cumplir este reto: Un mes, 50 mujeres y 50 interacciones donde no esperes nada de ellas, donde puedas auténtica y relajadamente interactuar con ellas de manera natural, sin miedo de perderla, sin presiones de que esa mujer tenga que convertirse en algo, sólo hablarles, sólo conocerlas, nada más.

 

Es más, ni te presiones por conseguir su número, disfruta el presente y platica con ellas. Lo que tenga que durar, tu meta por el siguiente mes es sólo hablar con ellas y admitir que lo que tenga que suceder sucederá.

 

Interioriza esto y en automático  te vuelves más seguro, porque proyectas abundancia, proyectas que no tienes nada que perder y esto, es atractivo.

 

¿Tienes algo qué perder? Nada en absoluto.

 

Nada de derrumbarte porque te rechazaron, al contrario. Espera el rechazo y aprenderás más en ese mes que en un año de tratar de hacerlo perfecto, de estar esperando el momento y la forma perfecta. Eso no existe, lo único que existe en la vida es forjar tu propio camino.

 

A menudo pasamos años “estudiando” y preparándonos para ser cada vez mejores, convirtiéndonos en Seductores de Escritorio o Ñoños de la Seducción… esperando que en algún momento seamos tan sabios que la próxima interacción será impecable… Esto no existe.

 

Con este reto la intención es que te relajes y que sepas que no eres un robot que pueda predecir todos los movimientos que van a suceder, jamás lo lograrás, eso no existe, deja eso para los betas, tú eres un Alfa en Potencia.

 

El día en que dejes de aferrarte a esa mentalidad verás increíbles resultados, porque vas a estar relajado en tus interacciones y capaz de responder de manera adecuada a cualquier evento o cambio, tal como lo hace un Hombre Alfa.

 

Esta es la ruta del Hombre Alfa Natural, quien se convierte en su Mejor Versión y nunca tiene que pretender. Es lo que te enseño en mis Seminarios, así que espera la próxima gira atento a mis redes sociales.

 

Si eres alumno del Coaching Personalizado o si asististe al Seminario en Nivel VIP no olvides enviarme un correo con el título “Invitación Seminario”, para que recibas tu invitación para el Seminario Intermedio-Avanzado de Playa del Carmen: “Inmersión Total en el Camino del Alfa”

playadicinmersion

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.