Salir de la rutina puede traernos cosas muy buenas, entre ellas conocer personas nuevas, y es que a nadie le cae mal agrandar su círculo social. Sobre todo si los lugares que frecuentamos ya no nos pueden ofrecer esta experiencia.

No te voy a aburrir con lo obvio, todos sabemos que te puedes ir de antro, a una fiesta o a un bar y encontrar personas que te gusten. Sin embargo, puede que no frecuentes esos lugares o que busques una forma diferente de conocer nuevas personas.

Además de ser buenos lugares para conocer gente puedes pasar un buen rato así que no tienes nada que perder y permiten platicar casual, sin tener que pensar mucho en cómo iniciar conversación y ese tipo de cosas. Si te da más seguridad puedes invitar a un amigo o amiga para tener ese “apoyo moral” pero lo mejor es aventarte y sumergirte de lleno para progresar más rápido. Aquí te dejo los 3 mejores lugares, si se te ocurre otro ¡no dejes de comentarlo! Puede que le sirva a los demás.

1 Gym: Si todavía no vas al gimnasio métete ya, tu cuerpo, tu salud, tu pegue y tu vida romántica te lo agradecerán. Es fácil iniciar conversación, por ejemplo con alguien con quien puedas alternar una máquina. Lo bueno del gym es que siempre hay hombres y mujeres nuevas y te va a enseñar a perder el miedo al ridículo 😉

2 Museos: Es un lugar tranquilo que te permite platicar casualmente con hombres y mujeres guapas. Es fácil sacar cualquier pretexto de las obras en el museo para empezar una plática y te la puedes llevar muy tranquilo y hablar en un solo día con mucha gente. Una mina de extranjer@s 😉 y si puedes ayudar contando algo de las obras o la cultura también te hace quedar bien.

3 En el parque. Es bastante bueno para conocer gente cerca de donde vives. Ya no es tan común como antes relacionarse con gente de tu localidad y precisamente por eso te recomiendo que lo hagas. Ve a leer un rato, a pasear a tu mascota (esta es muy buena) o a fumarte un puro, lo que sea. Y no necesariamente es gente de tu localidad, puede ser gente que tiene familiares o amigos cerca o simplemente le gusta el lugar. Y lo que es obvio, puedes ir a otros parques que te gusten.

Pruébalos uno por uno y ve cuál te funciona mejor, pero eso sí: recuerda que no se trata de que vayas una vez 10 minutos y tires la toalla, sé persistente y disfruta de lo que estás haciendo.

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.