¿Nunca te has preguntado por qué eres tan tímido con las mujeres? ¿O por qué te cuesta tanto interactuar con ellas? ¿No te frustra tener tantas dificultades para interactuar socialmente?

 

Lo más probable es que esto ya sea normal para ti.

Hasta has de pensar lo que yo llegué a pensar en mis momentos de beta mediocre:

“Es que así son las cosas” “ Es que así soy yo”.

¡Pero qué triste y qué desalentador!

 

Sin más explicación, creer que esa ineptitud social es propia de uno mismo.

Y este es el conformismo en el que viven millones de hombres hoy en día.

 

Pero aquí no vamos a tolerar mediocridad. Aquí decimos las verdades como son y esta no será la excepción. Te voy a decir algo que quizá no te va a gustar, pero es necesario que sepas:

 

Esas son historias que tú te cuentas a ti mismo respecto a quién eres.

Y lo peor: Tú decides tragarte esas patrañas, porque no son más que historias inventadas.

 

TU MENTALIDAD DEFINE TU REALIDAD

 

Piénsalo, es muy obvio y muy evidente. Tan solo el hecho de creer que las cosas son así y que así se van a quedar es exactamente lo que nos mantiene, en efecto, sin ningún cambio. ¿Qué pasaría si te atrevieras a cuestionar esas historias?

 

Podrías, literalmente, cambiar lo que quieras de ti.

Pero esto obviamente no es para betas, porque no solo se trata de cuestionar tu realidad, sino de desafiarla. ¿Qué chiste tendría si no fuera así?

Cualquiera puede pensar, pero no todos se atreven a hacer.

 

Y esto es indispensable para cambiar tu realidad: Tomar acción.

 

No solo es necesario que sepas que puedes cambiar, ni basta con saber qué es lo que quieres. Además es necesario alinear tus acciones con estos pensamientos. Y aquí es donde la mayoría se pierde o se acobarda…

 

Porque están muy cómodos siendo víctimas, sufriendo, padeciendo. ¿Esta es tu historia también?

 

NUNCA ES TARDE

 

Si eso es lo que prefieres detente, no hay nada para ti adelante y peor aún: Vas a terminar ofendido por lo que te voy a decir, porque vienen las revelaciones más importantes del por qué no puedes interactuar con mujeres de manera normal.

 

Llevas demasiado tiempo enfocándote en lo que no debes y pensando de manera beta. Has pasado demasiado tiempo entregando a otros tu poder y hasta tu dignidad…

 

Date cuenta de esto, piensa en la forma en que tu timidez y tu inseguridad mina todas tus interacciones.

¿Qué hay detrás?

 

Detrás hay un “tú” que no se da la importancia que merece.
Detrás hay un “tú” que siempre está dándole importancia a todos los demás, pero no a sí mismo.

 

Todo el tiempo pendiente de los demás, de lo que quieren, lo que necesitan… pero no de ti.

Todo el tiempo pendiente de lo que pensarán de ti. Imaginando lo que dicen de ti.

Todo el tiempo buscando tener su aprobación. Esperando caerle bien a la gente…

 

Y quizá no te pasa con todo mundo, probablemente la opinión de otros hombres no te interesa, pero subconscientemente te está sucediendo con las mujeres que más te gustan.

 

Porque tú les has dado a ellas el permiso de “calificarte”.

Porque cometiste el error de permitirle a ella asignarte un valor a ti.

Porque cometiste el error de olvidarte de lo que tú crees, y sabes, de ti mismo.

 

LA RAÍZ

 

Esta es la raíz de tu inseguridad y de tus dificultades para relacionarte con ellas.

 

Y por esto siempre te estoy recalcando la importancia de tener seguridad en ti mismo.

Por eso siempre te estoy recalcando que al seminario no vas nada más a memorizar un par de frases, sino que vas a transformarte en Hombre Alfa.

 

No tendría ningún sentido buscar un cambio superficial, eso es para hombres que siguen siendo beta y que en el fondo solamente quieren la aprobación de las mujeres.

 

Pero el seminario no se trata de eso… Se trata de ser tu mejor versión y llegar a ser ese hombre que ellas desean. Porque solo así vas a dejar de ser ese hombre que tiene que insistir, rogar y perseguir mujeres.

 

Después del seminario los papeles se van a invertir… porque un Alfa es naturalmente atractivo para las mujeres y ellas ya están hartas de toparse con tanto beta.

 

Así como tú deseas una hermosa mujer a tu lado, ellas están buscando y deseando conocer al primer Alfa que se les aparezca. Si eres tú, qué bien, pero no te van a esperar para siempre. El momento para Forjar Acero y trabajar en ti mismo es hoy, no después.

 

PONLE FIN AL BETA

 

En el Seminario aprenderás a dejar la posición del beta…

En vez de lidiar con timidez y nerviosismo aprenderás a actuar sin miedo y con aplomo.

En vez de perder tiempo pensando en la frase y tema de conversación, tus pláticas surgirán de forma natural, porque es lo que tu versión Alfa sabe hacer (además de conseguir su número con absoluta naturalidad)

 

En vez de perder su interés después de un par de mensajes sabrás cómo mantenerla interesada en ti e involucrada en la interacción. Ella misma te va a buscar y hablar. Y vas a poder olvidarte de citas canceladas, ella va a desear salir contigo y tus citas con ella serán realmente emocionantes…

 

Y no solo va a quedarse en una cita. Vas a saber exactamente cómo avanzar en cada cita para pasar de una plática normal a una cargada de Tensión Sexual. Podrás crear química con ella y la confianza y conexión emocional que vas a formar provocarán que ella se abra a ti por completo.

 

Esto significa que podrás tener una relación con ella y el sexo llegará de forma natural y rápida, porque serás exactamente el hombre que ella desea. Tú mismo, pero en Versión Alfa.

 

Es la forma más rápida de avanzar en la Seducción: Ser un Hombre Alfa Natural.

Si quieres aprender todo esto da click aquí y consigue tu boleto para el seminario. El cupo es limitado y ya hemos tenido que dejar hombres fuera cuando se llena, así que no dejes que te pase a ti, asegura tu lugar YA.

FORJANDO ACERO, FORJANDO TU MASCULINIDAD

 

El éxito en la Seducción es mucho más profundo de lo que crees. Más que un asunto de “mujeres” es un asunto de Masculinidad que tú tienes que trabajar contigo mismo, un área donde debes Forjar Acero.

 

Y es por esto que los Hombres Alfa siguen y seguirán siendo solo un 1%, porque ellos realmente Forjan Acero mientras que el 99% restante se preocupa por buscar la píldora mágica, la salida fácil…

 

Son los hombres que no tienen bien claras sus prioridades…

Son los hombres que detestan su realidad, pero aman ser víctimas de la misma.

Son los hombres que dedican tiempo, dinero y esfuerzo a cualquier cosa, menos a su propio progreso.

 

Pueden desperdiciar su tiempo viendo la televisión, memes o videos.

Pueden quemar su dinero comprando videojuegos, revistas, comida chatarra, alcohol, el celular más codiciado…

Pero nada de eso los va a cambiar realmente. Nada de eso les va a dar un solo gramo de éxito.

 

Al contrario, los mantendrá en la mediocridad. Así se mantendrán siendo perdedores.

Y son decisiones que se toman a diario, a cada segundo, porque la vida son decisiones y es por esto que todos debemos detenernos a pensar ¿Qué es lo que queremos de la vida?

 

Decide lo que te haga crecer. Invierte tiempo, dinero y esfuerzo en ti mismo.

Y no seas el típico Gollum que vive en la queja y nunca hace nada al respecto.

 

Tú tienes toda la capacidad de cambiar tu realidad.

Y todo depende de esas decisiones constantes.

Decide bien.

 

¡Te veo en el Seminario!

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.

Fundador del Proyecto del Hombre Moderno Renacentista.