Existe una proporción implícita en el equilibrio de la vida. Si observas bien se vuelve súmamente claro y evidente. Basta con observar la naturaleza, nuestra vida diaria, cuerpo, recursos, riqueza, etc. Para no ahondar en éste tema, existe una proporción denominada “El 80-20” ó principio de Pareto.

Dicha proporción, explica como los bienes materiales, recursos, conocimiento, riqueza y antiguamente en la raza humana pero aún vigente en el reino animal, parejas sexuales, etc. El 80 de éstos recursos son repartidos en un 20 de la población mundial. Únicamente el 20 disfruta de dichos activos y oportunidades. Obviamente éste 20 cuyo 10 tomaremos como de género masculino. De éste 10 obviamente son hombres alfa, líderes y modelos a seguir. Esto los hace automáticamente “protagonistas” de nuestra realidad y vida cotidiana. 

¿A qué rubro perteneces? ¿Cómo ser protagonista?

El espectador lleva una vida cómoda, sin riesgos, en su zona de confort. Alimenta su vida y su pobre identidad “espectando” y estando al pendiente de la vida del protagonista, mientras la suya pasa frente a sus ojos. Vive hablando del protagonista buscando en que se equivoca, en que fracasa o como puede hacer para deshacerse de toda su envidia hacia el.

El Protagonista, en cambio, no tiene tiempo de ocuparse en la vida de los demás. Tiene un objetivo y un propósito de vida claro. Vive para su pasión. Es seguro de sí mismo. Obviamente va a equivocarse en el camino, va a tropezar, el lo sabe. Ésto no le importa, no lo detiene. El es mucho mas grande que la necesidad de satisfacer el “que dirán” de el. Decide tomar esos riesgos que alimentan su sed de vivir, su pasión en y por la vida. Esto lo hace poco a poco, un ser sumamente seguro de si mismo. Sabe que no necesita la aprobación de los demás, ni la requiere para nada de lo que vaya a decir o hacer. Es leal consigo mismo. Fiel a sus impulsos e instintos.

Obviamente concluimos que el protagonista es un Hombre Alfa. (Si quieres convertirte en un Hombre Alfa da click Aqui)

Esto es sumamente atractivo para las mujeres, que en cuestión de segundos saben que se trata, de un hombre con una misión y un sentido de vida, que aquellos que viven para criticarlo o intentar sobajarlo.

El espectador no sabe que hacer, ya que piensa, que criticando al protagonista frente a las mujeres, ellas “mágicamente” dejaran de estar atraídas hacia el. El espectador no se da cuenta de que esta haciendo exactamente lo contrario. Este tipo de envidia, solo potencializa y expone la calidad de hombre que es, como consecuencia, la mujer se siente aún mas atraída hacia el protagonista.

Suena muy bien. ¿No? Lo difícil es llevarlo a la practica.

Empieza a preguntarte si las cosas las haces por ti. Puedes estar cometiendo el error de hacerlo por complacer a los demás, quedar bien con alguien, buscar aceptación, etc.

Se autentico, se la mejor versión de ti mismo.

¿Quieres ahorrarte todo ese camino lleno de frustraciones, derrotas, depresiones y ansiedad? tengo la  solución para ti.

Si tienes preguntas, dudas, comentarios, o deseas información detallada acerca de mi exitoso proceso de Coaching de Seducción hecho A TU MEDIDA escribe a gerry@gerrysanchez.com

Seguramente quieres saber más acerca del apasionante mundo de la seducción, no olvides darte una vuelta por las siguientes secciones disponibles para ti de manera gratuita:

Canal de YouTube da click aquí