Es bastante común desconocer lo que es la autoestima y también tener una idea errónea de lo que es. Para muchos es simplemente un ego crecido y con razón no le dan importancia al tema. Pero en realidad es muy importante. Primero quiero aclararte bien lo que es, para que después puedas llegar a tener un nivel sano de autoestima, que es lo que todos debemos buscar.

Todos sabemos que una persona sana debe respetarse a sí misma, pero más allá de esto debe existir tal como lo dice la palabra, estima hacia uno mismo, cariño. Es el ingrediente secreto que, aun cuando no haya quién nos impulse nos hace salir adelante, nos da impulso, nos hace saber que las cosas van a estar bien, que vamos a triunfar.

Pero eso no es todo, la autoestima también se refiere a la actitud que tienes hacia ti mismo, y es eso lo que quiero tratar contigo el día de hoy. Significa que te trates con estima, no de forma negativa. ¿Te gusta cuando te tratan mal? Yo creo que no y por eso mismo debes tratarte bien y apreciar tus cualidades.

¿Tú crees que una persona atractiva se estima a sí misma? ¡Por supuesto! Tan solo imagina la forma en que camina, en que se viste, cómo se arregla, la forma en que habla y se dirige a los demás. Todo esto depende directamente de tu autoestima y si no empiezas con tu persona todo lo que hagas para parecer una persona exitosa y/o atractiva será “por encimita”, porque el cambio no es real.

¿A qué voy con todo esto? Si no te aprecias a ti mismo y tus cualidades nadie más lo va a hacer por ti y esto obviamente va a tener repercusiones negativas en tu vida.

Toma esto como una lección, no te dejes llegar a tal grado, eres tú quien debe proyectar respeto y estima hacia sí mismo/a, antes que cualquier otra persona. Algo así como poner el ejemplo, para empezar.

Las siguientes son las consecuencias más comunes, toma nota:

Soledad. ¿Has escuchado el dicho “Como te ven te tratan”? Esto va más allá de la forma de vestir y deja a cualquier persona pensando “Si así se trata a sí mismo cómo tratará a los demás”

Dificultad para relacionarte con los demás. Ser social es más que ser “platicón”, implica conectar con la gente a través de gustos y cualidades. Si no conoces ni las tuyas es muy difícil que puedas ver las de los demás y conectar de esta manera.

Convertirte en una persona tóxica. Precisamente no saber apreciar las cualidades de otros puede despertar en ti actitudes negativas como la envidia y la mentalidad de víctima. Estas personas se quedan solas.

-Tener relaciones toxicas. Si tienes una baja autoestima no te vas a valorar ni dar a respetar. Esto hace que alguien con baja autoestima permanezca en una relación insana que simplemente le perjudica.

Depresión. Aunque este caso es extremo llega a pasar y es un asunto serio. Finalmente todo lo anterior puede conllevar a mucha frustración, y a entrar en un estado de depresión al no saber qué nos está impidiendo ser felices. La base es una sana autoestima, esto impide que nos “hundamos” tan profundo.

Siendo un tema poco común la oportunidad de trabajar con tu autoestima no es frecuente. Pero es momento de que te hagas las preguntas:

¿Cómo te sientes respecto a ti misma/o?

¿Consideras que tu autoestima está en un nivel sano?

¿Qué opinión tienes de ti mismo/a?

Quiero que al leer esto hagas un examen de conciencia en el que observes si la forma en que te tratas es la correcta. Empieza por valorar tus cualidades si tu autoestima está baja.

Y cada vez que te sientas mal es necesario que tú misma/o reconozcas tus cualidades, te trates con respeto y no te dejes caer. Porque si no comienzas tú mismo/a nadie más lo va a hacer. Ponle la muestra al mundo de cómo quieres ser tratado y te aseguro que tendrá resultados.

Gerry Sánchez.