En tu opinión ¿Qué ventajas y desventajas crees que tiene ser lo que todos llaman “el mandilón”? Siempre criticamos (y hasta nos burlamos) pero ¿Qué tiene de malo exactamente? Sigue leyendo para saber qué lo hace un hombre beta y lo que tienes que hacer para ser un hombre atractivo

 

Pensemos por un momento: ¿Por qué un hombre decide ser mandilón? Habiendo patanes que a menudo tienen suerte con ellas (tema que he tratado anteriormente) ¿Qué se tiene que hacer si ninguna de las dos opciones parece ser conveniente?

 

Aún recuerdo la primera vez que observé esta diferencia y pensé la pregunta obvia: ¿Qué convendrá más?  ¿Ser patán o mandilón? Bueno, obviamente ninguna de las dos me convenció, pero quise descifrar lo que podía hacerse al respecto y no me iba a conformar con ser ninguna de las dos opciones…

 

Primero: El mandilón surge como una consecuencia “natural” del condicionamiento cultural. Como nadie nos enseña a tratar y convivir con mujeres lo primero que nos viene a la mente es pensar: “Claro, voy a ser muy, MUY bueno con ella. De esta forma ella se dará cuenta que soy una buena persona y mis posibilidades con ella aumentarán. Así seguro sabrá que soy un buen partido.”

 

Tratar bien a una mujer es una cosa y sí, siempre tienes que hacerlo. Sin embargo hay muchos hombres confundidos que lo llevan a un extremo absurdo e insano. Acceder a todo lo que dicen, no protestar y obedecer cualquier berrinche todo el tiempo es lo que creen que les dará el éxito que están buscando con esa mujer.

 

De alguna manera llegamos a creer que esta “obediencia” es una cualidad, sin percatarnos del daño que eso nos hace a nosotros y a nuestra imagen.

 

Pues lo primero que hay que aclarar entonces es que ser complaciente (u “obediente” en algunos casos) no es bueno ni atractivo. Es una falta de respeto a ti mismo y si esto llega a darte algo de supuesto “éxito” simplemente es porque la mujer con quien te está dando resultado no se interesa en otra cosa más que en tener la razón. ¿Quieres estar en una relación así?

 

La situación inversa es con una mujer que prefiere a un patán. Como eso ya lo platicado anteriormente sólo hay que comentar que tampoco es una buena idea porque de cualquier forma es una relación insana, pero aquí te voy a aclarar lo que tienes que hacer, sin ser ni patán ni mandilón.

 

Lo verdaderamente atractivo es tener carácter y determinación. Cualquier mujer que sea sincera contigo te confirmará que prefiere esto mil veces sobre un mandilón o un patán. Un hombre que sabe lo que quiere y tiene la iniciativa de conseguirlo sí es percibido por las mujeres como alguien atractivo.

 

Y eso es exactamente lo que estamos buscando, ser un hombre atractivo. Si quieres aprender a ser un hombre atractivo da click aquí para aprender mi método personal directamente conmigo. Aprenderás a dominar todas las etapas de la seducción en un fin de semana y también nos vamos de práctica de campo.

 

Ahora, eso sí quiero aclararte: No es que se trate de llevar la contra ni ser controlador, estas dos también te llevarán al fracaso, aquí se trata de tu persona, cuando proyectes tu determinación y tu carácter hazlo sin afectar a los demás.

 

La clave es no cambiar lo que eres, respétate y ellas te respetarán como consecuencia. No quieras agradarle siendo complaciente porque no lo vas a lograr, al contrario, vas a quedar como un pelele y de paso vas a faltarte al respeto.

 

No es raro que una mujer que sabe lo que quiere te pruebe buscando este tipo de incongruencias. Sabe que tu reacción va a decirle si eres mandilón o patán y como todas sus pruebas, si no la pasas es muy probable que no la vuelvas a ver.

 

Cuando te doblas o quieres imponerte estás demostrando incongruencias. Si en cambio demuestras ser un hombre que sabe lo que quiere y sostenerlo ante los demás estás proyectando cualidades Alfa. Estas cualidades, por ejemplo, son parte de los Elementos de Atractivo que vemos en el Coaching Elite y junto con tu versión Alfa te convierten en un hombre que ellas de inmediato van a percibir como interesante e importante.

 

Si deseas unirte al Alumnado del Coaching Elite envíame un correo a gerry arroba gerrysanchez punto com y revisaré tu caso. Sólo recuerda que es únicamente para mayores de 30, 100% comprometidos con su desarrollo, dispuestos a invertir en sí mismos y Forjar Acero. Hombres que ya no desean vivir dando excusas y quieren dedicarse por completo a desarrollar su Versión Alfa. Si tú cumples con estos requisitos espero tu correo, futuro Hombre Alfa…

 

¡A Forjar Acero! 

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.