Es una situación en la que hemos estado prácticamente todos los hombres, pero nos es difícil salir de ella estando dentro. Por eso quiero tenderte mi mano para ayudarte a salir.

Te tengo la buena noticia de que ya estoy revisando las fechas para los próximos Seminarios en Vivo 

Pasemos a Como Decirle Adiós A Tu Ex…

Cuando estuve con los alumnos de Los Ángeles me llamó mucho la atención que aunque seamos culturas distintas ya sea en España, Colombia, EUA, Argentina, etc. los mismos males nos aquejan como Pre-Hombres. 

He estado trabajando mucho con un alumno y amigo cuyo caso es universal, sin embargo como a todos nos ha pasado, él cree, por su mentalidad Pre-Hombre; que su caso es el único. 

Afortunadamente, mientras trabajaba el caso de Wayne me quedó en claro que sería muy buena idea comunicarle a la comunidad el contenido del presente mail. 

Seguramente te suena esta situación, en la que nos hemos visto tantos hombres. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

Tienes una relación que consideras especial con esa mujer que para ti es única y tan especial que desearías que todo fuera así siempre.

Por fin lograste concretar la relación pero al cabo de un tiempo (muy variable) esta relación llega a su fin, a pesar de que crees que hiciste las cosas bien y que por supuesto estabas bien dispuesto a hablar y resolver las cosas. Esas oportunidades no se te presentaron y te quedas obligado a la resignación.

Todo fue tan repentino y fuera de tu control que al principio ni siquiera te ha “caído el veinte” de que se terminó.

Y llega el duro golpe. Mientras tú apenas te das cuenta que te encuentras en esta situación, con un nudo en la garganta te enteras de una cruda manera que ella no solamente no está sufriendo igual que tú, sino que al contrario ella ya está con alguien más.

Seguramente pocas cosas en la vida te ha hecho sentir tanta tristeza.

Y lo peor es lo que viene, porque uno comienza a sufrir de las molestas preguntas…

¿Qué jamás le importé?

¿Por qué ella está tan feliz?

¿Le importo tan poco?

¿Tan siquiera signifiqué algo en su vida?

¿Ya se le olvidó todo lo que me decía?

Y otras más con las que seguramente te has enfrentado.

A menudo, a muchos hombres esto les dura mucho tiempo. Pero hoy quiero decirte que tienes en mi un amigo para salir de ese círculo vicioso de la tristeza.

Quiero comunicarte tres principios básicos que te ayudarán a salir de este problema.

Obviamente es un tema muy amplio, específico y complejo que trataré a profundidad en persona contigo, pero quiero dejarte lo más útil para que salgas de ese problema lo antes posible y posteriormente podemos resolverlo por completo.

Primer principio: Sí hay una salida a ese sufrimiento

Y no, no creas que esto es obvio o exagerado, hay mucha gente que ni siquiera sabe esto y cree que se encontrará en esta situación para siempre. El primer principio es saber que las cosas no siempre serán así y que sólo depende de ti salir de esa tortura.

Segundo: ¿Te golpearías a ti mismo?

Dime, ¿lo harías? No creo que tu respuesta sea sí y asumiré que eres una persona cuerda {!firstname_fix}. Si no te golpearías a ti mismo date cuenta que cada que piensas en ella y su situación lo único que estás logrando es darte una patada o un golpe muy, muy fuerte. Afróntalo, lejos de sacar provecho lo único que logras es perjudicarte. Ya no lo hagas.

 

Nota: Al terminar de leer este artículo da click aquí para leer “Las 5 Etapas de Un Duelo Amoroso” donde detallaré todo lo que pasarás y sobrevivir.

Tercer Principio: El juguete roto (no malinterpretar: es sólo un ejemplo para ilustrar mejor)

Qué harías, si pudieras volver al pasado y descubrir que aquella vez que se te rompió un juguete pasaste dos años llorando por él. Que cada vez que un amigo te ofreció prestarte sus juguetes tú lo rechazaste fríamente y preferiste seguir llorando por tu viejo juguete. Que al pasar el tiempo, cuando te invitaban a jugar tú preferías seguir lamentándote por tu viejo juguete roto. Que las navidades que le siguieron rechazabas la posibilidad de un juguete nuevo porque preferías seguir llorando por el viejo.

Seguramente te harías entrar en razón y te darías cuenta que simplemente estabas perdiendo el tiempo y todo ¿por qué? Por cerrado.

Porque dejaste que esa situación te definiera. No hagas esto, abre tu cabeza y observa que el mundo a tu alrededor está dispuesto a darte mucho más. Sólo depende de que te abras y decidas ¡soltar el juguete!

Toma en cuenta estos tres principios cada vez que sigas en este círculo vicioso y te aseguro que saldrás adelante.  Tienes en tus manos la capacidad de ponerle fin a esto y utilizar la solución al problema que aqueja a tantos Hombres en desarrollo.

Otro alumno mío; Héctor, en la misma situación que Wayne me comentó cómo le sirvió el Manual de Emergencia para salir adelante. Porque le cambió por completo la forma de pensar y le trajo a su vida más mujeres y pudo poner fin a la tristeza que lo invadía. 

Si no lo has leído te sugiero que lo hagas, es una herramienta excelente para cualquier Hombre en desarrollo. Haz click AQUI para conseguirlo.

Por último contestando a tantos mails que me han llegado preguntándome… el Replay del Webinar YA ESTÁ disponible para ti! Aprovecha el seminario en línea que le ha cambiado la vida a más de 13,000 Hombres. Como te comenté desde el principio esta oportunidad no se volverá a repetir, pues en adelante impartiré el Webinar en su versión nueva, en dos eventos separados. Aprovecha antes de que lo baje. Haz click AQUI para conseguirlo.

Aprovecha los recursos de la comunidad para crecer como Hombre Alfa. Recuerda que esta comunidad es para ti y tu desarrollo.

Te deseo lo mejor y todo el éxito.