Hay muchas razones por las que decidimos iniciar un cambio en nuestras vidas, pero ¿Lo estás haciendo por las razones correctas? ¿Cómo saberlo?

Yo sé que puede sonar confuso, sí Gerry ya inicié el cambio qué más da, ya lo estoy haciendo. Pero mi intención aquí es que no caigas en un error, que inicies tu camino y que eso e lleve a algo verdaderamente bueno para ti.
¿A qué me refiero con esto? Analicemos con honestidad, primero observa lo que te hizo comenzar el cambio y segundo observa lo que estás buscando con este cambio, con esta nueva actitud. Estos dos elementos te van a dar una idea del rumbo que vas a tomar. No estoy diciendo que necesariamente vayas a tomar el rumbo equivocado, sólo quiero que te sirva para detenerte a analizar y no caer en un error.

 

Si comienzas el cambio por una mala experiencia (rupturas, soledad, etc.) la consecuencia lógica va a ser buscar lo que nos quite el  “mal sabor de boca” lo más pronto posible y el ser humano tiende a acercarse a lo primero que encuentra, aunque no sea lo que estamos buscando. Pon atención ahora a la otra parte, ¿qué es lo que realmente estás buscando con este cambio? ¿Verdad que lo único que quieres es un cambio? Un poco ambiguo ¿no crees?

 

Demasiado ambiguo, a menos que tengas una meta específica esto no te va a beneficiar mucho que digamos. Porque te vas a “conformar” con lo primero que te llegue que se parezca a lo que quieres tener. ¿Has oído la expresión “un clavo saca a otro clavo”? Pues a pesar de que a muchos les pueda “servir” esto jamás debe verse como una posible solución. Porque no lo es.

 

Esto tiene consecuencias negativas, y aquí te van los ejemplos más comunes, para que sepas a qué me refiero:

  • El huir de una ruptura y buscar una nueva relación de inmediato ni siquiera te deja superar la relación anterior. ¿Vas a acarrear problemas?
  • El huir de la soledad nada más porque ya no lo aguantas te hará ir a buscar cualquier relación y meterte en ella sin siquiera considerar si es una relación tóxica o perjudicial para ti.
  • Si ya “estás harto/harta” del sexo opuesto esto te va a hacer buscar una persona y una relación perfecta y esto es algo que no existe.
  • Si decides cerrarte a otras personas por salir muy afectada/o de una relación eso te hará ir a buscar sólo relaciones casuales y cerrarte a otras (ojo, no estoy diciendo que las relaciones casuales sean malas, si es lo que tú quieres adelante, pero asegúrate de que sea tu decisión, no simplemente por huir de algo más)

 

Esos son los ejemplos más comunes y sé que con esto ya sabes a qué me refiero. Ahora te voy a hablar de lo que más te ayuda a marcar un buen rumbo en este cambio que estás iniciando.

 

Lo que sí tienes que hacer es analizar (en el siguiente orden) lo que realmente quieres:

1 – Qué cambio quieres en tu vida

2 – Por qué quieres ese cambio

3 – Qué vas a buscar específicamente

4 – Y finalmente fíjate nuevas metas después de esta experiencia (la que te hizo buscar un cambio)

 

La intención es que no termines en el lugar a donde no querías ir, por decirlo en sentido figurado. No te limites por ignorancia de tus propios objetivos, ni por miedo y mucho menos por conformismo.

 

Toma la decisión, ten iniciativa y fíjate metas y objetivos. No te desvíes de tu camino y no descanses hasta alcanzar lo que te propusiste.

 

Date una vuelta por mi canal de YouTube, Facebook, Twitter y mi Google+ y asegúrate de estar recibiendo mis correos (si no los recibes súmate haciendo click AQUI y apuntándote). Hay lugares para Julio en el Coaching Personalizado y en el Programa de Educación Continua da click AQUI para agendar. Por último mantente atento a redes sociales y en tu correo para asistir al próximo Evento en Vivo.

 

Cualquier duda no dejes de dejármela abajo en los comentarios.

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.