En la Seducción, es muy común encontramos con un frustrante e irritante “muro”…

 

Una etapa donde ya pudiste hablarle a la mujer que te gusta y quizá ya convives con ella de manera regular… pero no pasa nada.

 

Sabes que ya tiene que pasar “algo más”… pero no tienes ni idea de cómo hacerlo.

 

Te sientes en una situación “tibia” donde sientes que ya has ganado terreno, pero no lo suficiente.

 

Necesitas acción.

 

Pero acción enfocada de la manera correcta.

 

Ese “muro invisible” que te mencioné arriba es la raya de la “amistad” que debes sobrepasar. Porque si no lo haces…

 

¡Friendzone!

 

¿Y te digo algo? Si solamente lees este artículo y te quedas sin aplicarlo te vas a arrepentir… y mucho.

 

Porque te vas a quedar como ya te has quedado antes… sin hacer nada, paralizado por el miedo, temeroso de perder el avance que ya llevas con ella…

 

DE AMIGO A “ALGO MÁS”

 

Sobrepasar esa “raya” de la amistad implica entrar a ese misterioso terreno al que los amigos nunca entran: La sexualidad.

 

¿Quieres saber cómo cruzar con éxito este umbral? Sigue leyendo …

 

Obviamente a estas alturas ya debes tener, como lo dije arriba, confianza con ella e incluso convivencia regular o frecuente.

 

Ya debe existir entre ustedes un cierto grado de confianza que te permita crear esta Tensión Sexual.

 

Si lo haces antes simplemente vas a fracasar, porque va a ser demasiado precipitado.

 

Y ya sabes lo que sucede cuando te precipitas: Sería como llegar a decirle “¿Quieres ser mi novia?” al momento de conocerla.

 

Así que cuidado con esto y si ya tienes esa convivencia y esa confianza entonces adelante.

 

Una de las formas más sencillas de generar Tensión Sexual es a través de una plática sexual. ¿Pero cómo introducirla sin quedar como raro?

 

Para eso es este artículo de hoy …

 

Te voy a dar 3 frases con las que puedes comenzar una plática sexual y así dirigirte hacia lo más íntimo…

 

1-SOÑÉ CONTIGO.

Es trillada, sí, pero funciona.

 

Cuando estés con ella simplemente espera un cambio de tema o incluso puede ser al momento en que la ves.

 

Y la conversación puede ir en un tono más o menos así:

 

“Oye, ¿te dije que soñé contigo?”

 

Aquí es probable que ella se ría, pero como lo hemos hablado tú y yo antes esto no importa, tú debes seguir seguro y tener confianza en ti mismo. Incluso si al principio no te cree.

 

Después ella va a responderte obviamente con algo como “No, no me dijiste” o “No me digas esas cosas” o “¿Qué? No me digas que soñaste algo depravado” o simplemente un “No te creo”…

 

O algo por el estilo.

 

Y es ahí cuando tú debes comenzar en tono juguetón, porque esto aunque es Tensión Sexual, debes crear momentos para liberar esa tensión.

 

Es un juego de “estira y afloja”.

 

Así que ahí comienzas. Le puedes decir “Mira, la verdad no te iba a decir pero estuvo tan bueno que tengo que compartírtelo”…

 

¿Entiendes?

 

Es una joya porque es rápido y te permite hacer muchas cosas.

 

O le dices “Mira, fueron muchas cosas pero lo más importante… “ la dejas en suspenso unos segundos y le dices: “Estuviste genial”

 

Y luego continúas. Pero eso sí, no seas grosero ni corriente ni pierdas la clase. Porque esto tiene que ser completamente agradable para ella.

 

No se trata de que le digas “te hice esto y aquello” sino simplemente algo pasional, como “Estábamos en una alberca, besándonos ¡y tú ya ni traías ropa!”

 

¿Entiendes? No es algo gráfico y exagerado, sino algo que comunique pasión, con un poco de humor. (esto es sumamente importante y lo hablaremos en otro momento)

 

2-ME HACES PENSAR MUCHAS COSAS.

En un tono muy diferente al anterior, esta frase se puede utilizar en momentos más serios o por ejemplo en un silencio prolongado.

 

Ojo con tu actitud porque una cosa es lo que dices y la otra es cómo lo dices.

 

En el caso anterior todo era en tono juguetón, pero en este caso tienes que portarte más serio y “seductor”. Esto es importantísimo, porque si no te mantienes firme en tu papel vas a quedar como beta.

 

Tu actitud debe ser segura y firme, sin pena de hablar de sexualidad.

 

¿Qué tienes que hacer? Sencillo…

 

En un momento donde estén solos aprovecha un silencio para mirarla directamente a los ojos, con una leve sonrisa.

 

Y comienzas en un tono seductor: “¿Sabes? Contigo pienso muchas cosas.” Y rompes por un segundo la mirada”…

 

Tomas un respiro y retomas la mirada directa: “¿Sabes a qué me refiero?” Obviamente ella contesta no. O si te contesta otra cosa simplemente mantienes el control y le dices: “No, me refiero a otra cosa”

 

“Me haces pensar muchas cosas. Porque a veces, cuando estás hablando, me dan ganas de olvidarme de todo y simplemente besarte. Y ahora mismo lo he estado sintiendo”.

 

Acompaña esta frase con esa mirada que te digo, rompiendo el contacto solo por un par de segundos y analizando muy bien su lenguaje corporal. Si es positivo, te vas acercando y si no, simplemente te mantienes en tu lugar.

 

Si lo haces bien ahí mismo la besas y toda tu interacción cambia.

 

Solo recuerda no precipitarte y hacerla en el momento correcto. Y tampoco te acobardes ni muestres debilidad, no importa si ella te rechaza. Mantente digno y relajado. (Nada de derrumbarte)

 

Tú simplemente mantente cool y no te pongas nervioso.

 

Y asegúrate de tener confianza con ella, porque de lo contrario puedes quedar como acosador. Si ya tienes esa confianza y aplicas esta frase puedes lograr muchísimo.

 

3-TE VERÍAS MÁS SEXY SI…

Esta hay que usarla con cuidado y en situaciones donde ya has tenido señales claras de atractivo.

 

Me refiero a esos momentos donde ya estás “más para allá que para acá”…

 

Donde tú y ella se quedan viendo fijamente, cuando ya hay buen contacto físico, cuando ella te busca también… ¿Me entiendes?

 

Y lo que vas a hacer es sencillo.

 

En un momento en que tú y ella se encuentren solos vas a decirle en un tono relajado, pero a la vez juguetón, la siguiente frase:

 

“¿Te digo cómo te verías más sexy”?

 

Si su respuesta es positiva es porque estás haciendo esto en el momento correcto y porque has generado la suficiente atracción.

 

Truco: También puedes usar la frase tal cual aparece arriba: “Te verías más sexy si… “ y continúas con lo que viene a continuación…

 

Haces una pausa, haces esa mirada de la que te hablé en la frase anterior y lo más importante de este punto: Te acercas poco a poco a ella, mirándola y manteniendo la tensión.

 

Y ya cerca, completando la frase, le dices algo como esto: “ … “si solo tuvieras mi camisa puesta”

 

O: “ … si no tuvieras nada puesto.”

 

Si lo hiciste en el momento correcto ella te va a contestar siguiéndote el juego.

 

¿Y qué sigue de esto? Puede ser besarla y algo más. 😉

 

PRÁCTICA, PRÁCTICA, PRÁCTICA

 

Lo importante es que lo hagas. Ponlo a prueba y atrévete. Porque si no, simplemente te vas a estancar para siempre como amigo.

 

Y lo más importante: Aprende a leer sus reacciones. Si por cualquier razón detectas que ella no está cómoda simplemente detente.

 

Porque esto significa que una de dos: O lo estás haciendo demasiado rápido o ella simplemente no está interesada.

 

Y aunque duela, esto significaría que es momento de buscar nuevas oportunidades, nunca de aferrarte a la misma mujer.

 

¿Te cuesta mucho trabajo ligar o conoces muy pocas mujeres atractivas? Esto es tema de abundancia y lo cubriremos en otro momento, pero por ahora ya tienes mucho qué hacer.

 

Gerry Sánchez.

Fundador del Proyecto del Hombre Modern o Renacentista.