Puedes estudiar estrategias, frases de apertura, trucos de lenguaje corporal, temas de conversación, técnicas para seducirla… ninguno de estos te servirá como buscas si no tienes los fundamentos.

Lo que vas a aprender hoy no es lo más elegante ni lo más mencionado de la Seducción, pero definitivamente es de lo más importante. Muchos temen tocar este tema porque el beta clásico es fácilmente desmoralizado.

Mi idea es diferente, entre más conozcas de esta realidad de la Seducción y Atracción, por más cruda que sea, mejores resultados tendrás. Evita ser como el beta, evita “derrumbarte” por conocer esta realidad y al mismo tiempo vas a estar desarrollando fortaleza interna.

¿Cuál es esta lección? Una muy sencilla pero a menudo olvidada…

Sencillo y siempre ignorado.

No puedes “esperar” el progreso. No puedes creer que algo externo a ti te va a traer el éxito. Nadie te va a ayudar si tú no te ayudas.

Esto significa que no puede pasar un solo día sin que hagas algo enfocado a desarrollar tu lado Alfa. El hombre beta se sentirá cómodo postergando, poniendo pretextos, diciendo que por X o Y “no se puede”…

Estar cómodo con esta inacción es sumamente nocivo para tu desarrollo y es firmar tu propia sentencia de mediocridad. No cometas este grave error, no creas que eres diferente si no haces nada para distinguirte.

¿Sigues siendo un niño?

Los hombres que todavía no tienen esto claro todavía no son hombres, siguen siendo niños, sin una idea clara de lo que quieren, sin tomar responsabilidad de su destino. Sé un Hombre y hazte responsable, nadie te va a hacer “el favor”, no te quedes esperando a que tus amigos te apoyen, ni que alguien te presente a esa chica que te gusta.

Ve por lo que quieres. Descubre tu propio poder, porque lo tienes. Dentro de ti tienes todo el Potencial Alfa. Todo lo que quisieras ser lo puedes ser, si tan sólo Forjas Acero y Forjas tu vida exactamente como quieres que sea.

Nunca te permitas creer que eres una víctima. Si tu vida no es como tú quieres es porque así lo has permitido, no te engañes, no le eches la culpa a nadie más. Nadie te impide que vayas por lo que quieres.

Esta es la diferencia principal que existe entre un Alfa y un beta…

Alfa y beta: Dos mundos de seducción diferentes

Un Alfa sabe que si quiere algo puede conseguirlo y toma las acciones necesarias para lograrlo. Un beta sólo ve obstáculos, impedimentos… racionaliza pretextos que justifiquen su inactividad, para no parecer un inútil.

Esta es tu clave para no seguir en el hoyo: No le des validez a tus excusas, porque no la tienen. El día que tú comiences a hacer algo por ti mismo será el día que comiences a ver progreso.

Nunca dudes en invierte en ti mismo tiempo, dinero y esfuerzo tanto como puedas, porque tú serás el que disfrute la recompensa. Jamás escatimes en ti mismo, aquel que es miserable con sí mismo por consecuencia vivirá una vida miserable.

¡A Forjar Acero!

No mañana, no después… hoy.

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.