Este controversial tema lo abordaré desde mi experiencia EMPÍRICA. No voy a decirte, como muchos farsantes, que existe una “cura mágica”. Si, el títiulo de este post es meramente sarcástico.

No existe dicha “píldora mágica”. El éxito con las mujeres es cuestión de trabajo, y te estoy hablando de mucho trabajo. Desgraciadamente, hay muchas comunidades de “artistas del ligue”, que con la idea de ayudar (espero siempre lo mejor de la gente), te guían hacia un decremento en tu desempeño y a un laberinto que como meta, tiene la falsa esperanza de que algún día, todo mágicamente se va a dar. Aseguran que aprendiéndote “X” frase o diciendo una historia y sacando un par de risas; mágicamente vas a poder ligarte a la mujer de tus sueños. Esto no es mas que una tomada de pelo. Te hace un intérprete de las ideas de otros, te hace poco autentico y te deja aún más alejado de tu centro interior. Te exhorto, a que te hagas la idea de una buena vez. No existe! Deja de buscarla y procrastinar lo mas importante que es tu crecimiento. Es ahí a donde quieres encaminarte, hacia un lugar, en donde crezcas como persona, en todos los aspectos de tu vida. Físicamente, emocionalmente, socialmente, intelectualmente y espiritualmente.

Estos planos son parte de un complejo engranaje, que en su conjunto, conforman tu realidad. La solidez y fortaleza de tu realidad, es directamente proporcional a tu éxito con las mujeres. Empieza a replantearte estos ámbitos tan importantes para tu vida. Vivimos en una sociedad que todo se arregla con gratificación instantanea. Por mencionar un ejemplo: Si estas pasado de peso. Ya hay una dieta, producto milagroso, ó algún medicamento mágico que se encargara de ese problema por ti. Aún cuando eres tu el que tiene que resolverlo por si mismo. Hay incontables estudios que comprueban que la raíz de tantas enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes, obesidad, osteoporosis, Alzeimer, entre otras. Tanto su desarrollo, permanencia o cura, está totalmete vinculada con la dieta. Sin embargo, recurrimos a las pastillas, inyecciones, etc. que no hacen mas que disfrazar los síntomas, la enfermedad reaparecerá, y con mayor fuerza. Porque el problema no fue atacado de raíz. Somos reactivos. Queremos hacer algo, ya que el daño está hecho, ya que no hay marcha atrás. Esta forma de abordar los problemas, aplica para todos los ámbitos en nuestra sociedad. Problemas políticos, sociales, ecológicos, sanitarios, económicos, etc. Son abordados de esta manera.

Claramente podemos observar, hoy en día, en donde estamos situados como la única raza inteligente de este planeta.

En el tema específico de tí mismo. Ya sabes que es lo que tienes que hacer, yo estoy aquí unicamente para recordártelo y confirmártelo. Dentro de ti, están las respuestas a todas tus preguntas, lo único que estás esperando, es que llegue alguien mas y te diga lo que tienes que hacer o peor aún lo que quieres escuchar (zona de confort). Tu, en piloto automático, harás lo que te digan y te convertirás en un “robot social”.

Esperemos que eso no suceda.

Te invito, amigo mio, a que reflexiones acerca de esto y despiertes de una buena vez. La buena noticia es, que ya que te encargues de “echar a andar tu engranaje” NADIE NI NADA en el mundo podrá detenerte. Sentirás el poder que llevas dentro de ti. Tus enormes capacidades. Sobre todo, ayudarás a otros a hacer lo mismo, como yo lo estoy haciendo contigo. Y créeme, no hay nada mas satisfactorio que el ayudar a los demás y ser generoso. Saber que estas sirviendo a la humanidad, con el propósito y misión de vida por la cual escogiste formar parte de esta tierra.

Todas estas cualidades que vas a adquirir, indirectamente, se encargarán de arreglar cualquier problema que hayas podido tener en el pasado. Comienza por revisar tu estilo de vida, tus hábitos. Tu eres lo que haces, lo que piensas y lo que dices. Ten cuidado, por que muchas veces no nos damos cuenta de esto. La buena noticia es que una vez que estés al tanto de que todo lo anterior lo puedes cambiar con el debido trabajo y esfuerzo… Tendrás una esperanza y una pasión por la vida que sera muy difícil de ocultar para cualquier mujer que cruce por tu camino. Y créeme, es contagioso. Todo lo que hacemos, lo hacemos, por alejarnos del dolor y buscar la felicidad. Imagínate que puedes ser esa fuente de alegría, pasión, gozo e inspiración, para todas las personas a tu alrededor.

Empieza a trabajar AHORA.