Pasamos demasiado tiempo queriendo encontrar a “la media naranja” y demasiado poco viendo lo que en realidad necesitamos para crecer y ser felices. Las personas que se encuentran en etapa beta tienen como prioridad #1 encontrar a la próxima persona con quien iniciarán una relación. Como si fuera la solución a todos sus problemas.

 

No estoy diciendo que tener novia o novio tenga nada de malo, pero estamos muy equivocados en cuanto a lo que esto significa y por qué lo hacemos. De entrada el hecho de buscar pareja como si la necesitaras habla mucho de tu situación. ¿Por qué una persona necesitaría tener una relación para sentirse completo? ¿Acaso hay algo malo o deficiente en uno mismo?

 

Aunque el Condicionamiento Cultural diga que esto es “natural” la realidad es que el que busca tener una relación porque siente que la “necesita” tiene mucho que trabajar consigo mismo. Muchísimo. Y lo peor de todo es que cuando se inicia una relación de esta forma sólo cosas malas pueden suceder.

 

Te voy a explicar por qué. Una persona que no se conoce, un hombre que no ha crecido como hombre, un hombre que no se ha conquistado a sí mismo no es un hombre, sino un niño. Un hombre así no ha desarrollado su personalidad, no sabe lo que quiere de la vida y mucho menos en una pareja. Lo mismo va para las mujeres.

 

¿Te preguntas por qué hay tantos “fracasos” amorosos hoy en día? Es precisamente por esto. Porque las personas en vez de esforzarse por ser su mejor versión, su versión Alfa; prefieren huir de la soledad, apurados por arrojar sus propios problemas a otras personas.

 

¿Y qué crees que ocurre con alguien inseguro iniciando una relación? Rotundo fracaso, la relación estará llena de celos y posesividad. Obvio, porque se teme perder lo que fue obtenido con “tanto esfuerzo” y sintiéndose en tanta desventaja, es como un niño chiquito que teme que le arrebaten lo que tiene.

 

Aunque no creo en la gente que dice saber el futuro aquí te van las predicciones de lo que va a ocurrirte en tu próxima relación si no trabajas antes en ser tu mejor versión. No porque yo sea vidente, sino porque son las consecuencias obvias de no trabajar en ti mismo.

 

Tu pareja te dirá cómo comportarte, qué hacer y qué no hacer.

Te dirá cuándo estás bien y cuándo estás mal.

Te dirá con quién puedes o no puedes salir. Adiós a tus amistades.

Dictará cómo debes vestirte. Qué música escuchar.

Determinará tus sueños y objetivos, dile adiós a los tuyos.

Tomará decisiones por ti.

Te controlará.

Y se sentirá con derecho de hacer todo esto porque se sentirá tu dueño.

 

Y tú preferirás no hacer nada al respecto.

¿Miedo a la soledad? Tú decides cuál es peor…

 

Que no te sorprenda toparte con estos resultados. Un hombre beta no sabe identificar a una mujer que no le conviene, porque no se conoce a sí mismo y no sabe lo que está buscando. Aplica lo mismo para las mujeres.

 

Y debido a tanto miedo a la soledad cada defecto, cada actitud inaceptable es ignorada. Como si no pasara nada esa persona consumirá y consumirá hasta que ya no quede nada de ti.

 

¿Te gusta este escenario? ¿O prefieres ponerte a trabajar en ti mismo? Ser tu versión Alfa tiene grandes resultados en todas las áreas de tu vida. La parte romántica es una de las más beneficiadas y sencillamente, cuando eres tu mejor versión, no necesitas una pareja. Tienes relaciones porque quieres, no porque algo te esté apurando a conseguir cualquiera.

 

¿Cuándo es el mejor momento para tener una relación? Cuando no la necesites.

Trabajar en tu propio progreso es lo más gratificante que puedes obtener de la vida.

 

Deja de perder tu tiempo.

Deja los pretextos atrás, ésta es tu única vida.

Olvídate de vivir temeroso, limitado por tus miedos.

Deja de poner “peros”.

Deja de vivir amargado.

Esfuérzate por progresar.

Que tu prioridad #1 sea seguir creciendo y nunca te detengas.

Los pretextos y la inactividad déjaselos a los perdedores.

 

… o arriésgate a ser infeliz y vivir insatisfecho con tu vida.

 

¡A ganar!

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.