Conocer a la mujer de tus sueños no sucede por arte de magia, invariablemente debes armarte de valor y salir a la calle a buscarla, eso lo tenemos que pasar todos.

 

Y ya hemos hablado de que debes ser persistente, porque no va a suceder a la primera, se trata de una mejora constante en todas las áreas de tu vida que te llevarán a ser un Hombre Alfa, esa es la versión de ti que te llevará a tener la vida romántica que deseas.

 

Esto implica que para tu propio bien y para que puedas tener progreso acelerado, hablarle a mujeres nuevas tiene que convertirse en “el pan nuestro de cada día”. El primer obstáculo a vencer son las dificultades que te impiden lograr esto, conocer mujeres nuevas.

 

Y es curioso porque la causa más común de fracaso en esta parte no es un factor externo, sino nosotros mismos. No es exactamente auto-sabotaje pero es algo que nos permitimos hacer.

 

Pensar demasiado.

 

¿A qué me refiero con eso? Por creernos “perfeccionistas” o por miedo al fracaso nos desvivimos pensando y estudiando qué será lo mejor que podemos decirle a esa mujer guapa que nos encontremos la próxima salida. Queremos que todo sea perfecto.

 

Una y otra vez pensamos en esto y queremos que nuestro plan sea infalible. De pronto nos encontramos armando escenarios en nuestra mente, “preparándonos” para cualquier cosa que pueda suceder.

 

Si esto sucediera sólo en la casa no sería gran problema, pero lo peor es que justo cuando necesitas actuar, en vivo a unos pasos de ella, es cuando esto realmente te hace acreedor a más bateadas y fracasos.

 

Porque comienzas a tratar de “adaptara la perfección lo que le vas a decir y tu forma de acercarte.

 

¿Y sabes qué es lo que acaba por matar la situación? Que a pesar de que no te des cuenta hacer esto te hace comenzar a dudar. Dudar de lo que vas a hacer, dudar de ti y de tu capacidad.

 

Y el resultado es que acaba dándote tanto miedo que mejor no lo haces o lo pensaste tanto que lo que en tu cabeza parece un plan perfecto en la realidad es un mal acercamiento, que se ve y se siente forzado y poco natural. Exactamente lo opuesto a lo que querías que sucediera.

 

Si quieres tener tu plan de acción personal para saber exactamente cómo alcanzar tu objetivo con las mujeres da click aquí y lo armamos juntos en directo en el curso, paso por paso.

 

Lo único que me sacó de ese círculo vicioso fue la disciplina y esa disciplina quiero que la tengas tú en tu vida. O sea que de ahora en adelante si vas a ponerte a pensar eso hazlo antes de salir a la calle y toma una decisión y apégate a ella.

 

No te permitas cuestionarte ni dudar de ti cuando menos lo necesitas.

 

Aunque te dé miedo hazlo y la próxima vez que veas a una mujer que te gusta no lo pienses, hazlo.

Yo sé que en primera instancia esto te parece una pésima idea y crees que todo te saldrá mal pero no será así.

 

Lo que una mujer necesita más que las palabras perfectas es ver a un Hombre seguro de sí mismo, relajado y dispuesto a manejar la interacción, sin importar si esto se “sale de sus planes” porque afrontémoslo, puede pasar, no hay plan perfecto, así que no pierdas tu tiempo tratando de alcanzarlo.

 

Y créeme, las mujeres saben cómo darse cuenta de esto. Es una de sus pruebas de congruencia y déjame decirte que por más que hayas “pulido” tu plan no hay nada que ellas no sepan burlar para ponerte a prueba.

 

Lo que sí te va a funcionar:

Piensa un plan y apégate a él, sin cambiar nada.

No pienses, sólo actúa.

Relájate y déjate llevar con la interacción.

 

Esto es exactamente lo que necesitas para ponerle fin al rechazo. Si te acercas de la manera adecuada y vas seguro de ti mismo podrás reaccionar mejor a cualquier cosa que pueda suceder.

Si quieres aprender a dominar todas las etapas de la Seducción asiste al Seminario. Aprenderás a sacar tu versión Alfa y mi método personal para atraer a la mujer que te gusta. Da click aquí para conseguir tu boleto.

 

 

Aplica la disciplina de la que hablamos y cuéntame cómo te fue.

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.