Aquí te va una pregunta interesante: ¿Te has puesto a pensar que realmente tu problema no es con las mujeres en general, sino en específico con las mujeres más guapas? O visto de otra forma: Te apuesto que entre más guapa es la mujer con la que quieres hablar más dificultades has encontrado.

 

Más difícil es armarte de valor para ir a hablarle, más complicado encontrar la frase para comenzar, menos son los temas que tenemos “listos” para prolongar la conversación… y ni se diga invitarla a salir, seguramente hasta te han sudado las manos.

 

Pero ¿A qué voy con todo esto? Pues si eres de los que pensaron simplemente: “Obvio Gerry, eso no es ningún descubrimiento” no estás viendo el punto y en especial tú debes seguir leyendo.

 

¿Qué tiene una mujer muy guapa que logra reducir a cualquier hombre en un simple beta?… Resulta que aquí conviene más pensar diferente, no preguntarse lo que tiene ella, sino lo que tienes con ella. Déjame explicarte…

 

¿Por qué será que justo con la mujer que te gusta es con la que te salen las cosas peor? ¿Qué sucede en la interacción que terminamos abatidos por el nerviosismo?

 

La respuesta está en ti y en tu forma de pensar y tan sólo con cambiar eso vas a poder disfrutar del éxito que no has tenido en años. ¿Comienzas a verlo? Sigue leyendo…

 

El problema es que aunque quieras estar con esa mujer no te sientes digno de ella. El sentido de merecimiento es algo importante y está directamente relacionado con tu concepto de las mujeres guapas.

 

Porque de alguna manera tú crees que ella, por el simple hecho de ser muy guapa, es mejor que tú.En vez de sentirte “normal” y desenvolverte con naturalidad, comienzas a pensar que tienes que “ganártela”. Esta es la clave del asunto.

 

Esto es exactamente lo contrario a lo que hace un Hombre Alfa y seguramente recordarás que te he mencionado que un Hombre Alfa se desenvuelve sin problemas con cualquier mujer porque vive en un mundo de abundancia, sabe que las mujeres están a su alcance y eso es de vital importancia, porque no las percibe como seres “especiales” más importantes que él, no son escasas, no están en un pedestal.

 

Y todo esto es a nivel mental, completamente dentro de tu cabeza. Tienes el poder de cambiarlo.

 

Cuando aún no das el paso a ser Hombre Alfa vives en la mentalidad beta. En ese punto entendemos de alguna manera que si no hacemos algo para que ella se “quede” con nosotros, si no la entretenemos, si no subimos a “su nivel”, ella se irá.

 

Y te lo diré directamente, la razón por la que fallas con las mujeres guapas es porque tú mismo no crees que puedas hacerlo. Tú mismo no crees merecerla. Tú mismo te pones debajo de ella.

 

¿Qué tienes que hacer? Comienza a ver a las mujeres de manera diferente. No te quedes como el beta, que en automático, sólo por su apariencia, la pone en un pedestal.

 

Sí, ella estará guapa, pero eso no es suficiente para convertirla en una persona por la que tengas que luchar. Comenzar una interacción debe ser algo natural, porque hombres y mujeres se gustan, así de sencillo. Y a pesar de que el Condicionamiento Cultural diga lo contrario, no se trata de que el hombre tenga que perseguir y convencer a la mujer.

 

Si no te gusta la idea de tener que perseguirla e insistirle y preferirías que todo fuera diferente tienes que poner manos a la obra. Desafortunadamente vivimos sumergidos en el condicionamiento beta y por eso es necesario que Forjando Acero primero elimines todo vestigio de Gollum que quede en tu persona, para después poder detonar el Potencial Alfa que llevas dentro de ti.

 

Eso es exactamente lo que hacemos en el Seminario “Atracción Irresistible”: Sacar tu Versión Alfa. Aprenderás paso por paso a dominar y avanar todas las Etapas de la Seducción… Las frases correctas para hablarle sin que te rechace, técnicas para conocer mujeres, la forma adecuada de invitarla a salir para que no te rechace ni te cancele, cómo crear Tensión Sexual, cómo y cuándo realizar contacto físico, generar el momento para que ella quiera que la beses, cómo hacerla tu novia y tener sexo con ella.

 

 

Después del Seminario comenzarás a jugar realmente el Juego de la Seducción, pues vas a aprender exactamente qué acciones, frases y palabras despiertan en ella Atracción Sexual por ti. No hay nada más poderoso que esto, pues una vez que consigues gustarle todo se vuelve acción mutua y dejas de ser el único interesado, ahora ella va a desear hablarte, saber de ti, salir contigo literalmente le vas a gustar mucho. Nada de esto te llegará por arte de magia, así que a poner manos a la obra, ¡Te veo en el Seminario!

 

De ahora en adelante ve a las mujeres guapas como cualquier otra mujer. Si no lo haces te estarás saboteando y cuando sea hora de iniciar vas a estar entrando en lo que siempre haces… y ya sabes cómo termina esto.

 

Ten aplomo, tú mereces estar con la mujer de tus sueños.

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.