Es bueno buscar un cambio en la vida y perseguir nuestras metas es lo que nos hace crecer realmente como personas. El cambio en nuestra vida romántica es algo que siempre estamos buscando, siempre tratando de mejorar la situación.

 

¿Quién no está buscando mejorar sus relaciones? O buscando a la pareja ideal. Quizá acabamos de terminar una relación y obviamente queremos que la próxima sea mejor, mucho mejor. Todo implica perseguir un objetivo, independientemente de cuál sea el tuyo requiere de tu esfuerzo, tiempo y dedicación.

 

Luego surgen los problemas, porque nadie nos enseñó qué hacer en la vida para alcanzar esos objetivos en nuestras vidas románticas y esto tiene consecuencias muy fuertes en nuestra vida. Dime: ¿a cuántas personas conoces que tengan conflictos en sus relaciones con el sexo opuesto? ¡Es lo más común del mundo!

 

Ciertamente creo que las cosas pueden ser mejores, sobre todo cuando vemos en todos lados tantos problemas, rupturas, friendzone, manipulación (la gente que juega con los sentimientos de otros) y los intentos frustrados.

 

Y ese es el punto que quiero tratar el día de hoy. ¿Te ha preguntado por qué las cosas son así? Piénsalo un momento, con detenimiento y dime qué puedes observar y luego sigue leyendo…

 

La razón más común y que  afecta a un grandísimo número de personas es que no están viviendo la relación-interacción realmente. No, la mayoría viven una especie de fantasía, que el condicionamiento cultural nos ha enseñado a armar alrededor de una persona que realmente no es lo que queremos ni lo que quisiéramos que fuera. ¿Tiene sentido esto? ¡Claro que no!

 

Ese es el problema central de las relaciones-interacciones fallidas de muchas personas, comienzan a vivir su fantasía hasta que las cosas son tan diferentes a la realidad que terminan mal, en serio mal. Se enredaron en sus propios deseos de lo que debe ser esa relación con esa persona (y a fuerza esa persona) que no están viviendo la relación sino su fantasía. Eventualmente empiezan a hacer cosas que por lo general no harían, a sentir cosas que no deberían. Y cuando se dan cuenta de lo que ha pasado terminan con el corazón roto, friendzoneados, manipulados, etc. Relaciones fallidas, de todo tipo.

 

Por esto es que hay tantos y tantos intentos fallidos de relaciones. Este problema afecta a la mayoría de las personas y el por qué siguen fallando.

 

Pero ¿qué hacer ante todo esto? No siempre es fácil mantener los pies en la tierra, lo sé. Deseamos tan fuertemente llegar a nuestra meta que estamos dispuestos a ceder e ignorar aquello con lo que no estamos de acuerdo. Aquí tiene que haber un cambio y necesitas ser fuerte para seguir adelante y no tirar la toalla ante situaciones negativas, porque créeme, las habrá. Sin embargo esto no significa que no puedas logar lo que te propusiste.

 

Aferrarse a una fantasía nunca está bien y lo que debemos buscar siempre es fijarnos objetivos en nuestras vidas románticas, estar seguros de querer eso (esto es lo más importante) y perseguirlo hasta alcanzarlo. No busques la satisfacción inmediata, lo rápido, porque esto tiene un precio que acabarás arrepintiéndote de pagar.

 

No tengas una idea equivocada de lo que quieres, conócete bien y conoce bien a la gente, nunca te precipites. Esto no es una carrera, ten calma y tómate tu tiempo.

 

Lo mejor que podemos hacer en estos tiempos es conocer a mucha gente y conocerla muy bien. No caigas en una dependencia y siempre mantente fuerte.

 

Ah, y sobre todo, nunca dudes de poder lograrlo. Nunca caigas en la mentalidad derrotista, esto no te hará ningún bien, pero sí la persistencia. Te deseo suerte y estoy seguro que alcanzarás el éxito que te propones.

 

Recibe un abrazo de mi parte.

Gerry Sánchez.